viernes, marzo 27, 2009

Australian Days: The World is a Napkin and so Sydney

18 de Julio:


Mis amigos mexicanos y unos cuantos acoples


Je, je, je, pues si, sigo con mis historias y espero esta año si terminar.

Este día pasaron cosas muy interesantes. Lo primero es que como de costumbre, nos quedamos de ver en St. James Park para después de ahí juntos marchar hacía el evento del día y que creen, que me encuentro con mis compañeros peregrinos que conocí el segundo día de la jornada. La foto que ven arriba es la foto del reencuentro.

Fue un día también en el que vivimos un viacrucis, uno muy particular, el cual fue dirigido por le famoso Mel Gibson. Fue una mezcla de la pasión y un poco de danza contemporánea que en verdad me gusto. Bene estuvo presente en toda la representación, y a nosotros nos tocó estar en el área de las últimas estaciones, una experiencia muy padre.







Cuando se terminó el viacrucis le seguimos con los festivales, nos fuimos St. James y nos pusimos a ver a un grupo de danzantes de las islas polinesias que rodean Australia. Me acordé mucho de una amiga a la cual le encanta esta onda.

Yo y Sylvie


Después Sylvie y yo, le seguimos para otros lados hasta terminar con el día y nos fuimos a casa. No sé si este día paso pero he aquí una historia de la vida real que nos dice la excelente orientación de Sylvie:

Después de terminar nuestro día de actividades, llegaba la hora de regresar a casa, así que esta vez nos dirigimos a la zona de autobuses que por cierto habían cambiado nuestra parada. Esperamos un ratón y después llegó el bus.

Como no quería perderme en esta inmensa ciudad, hablé con el chofer para que nos echara la mano:

-Sorry sir, we have to go to Narraweena, could you tell us when we are in Narraweena?

-well yeh, but where in Narraweena, it's to big.

-I will know once we are theh sir, thanx.

-Where do you came from?

-Mexico.

Y pues así nos subimos al bus, con Sylvie muy confiada en mi orientación espacial.

De verdad que hicimos un gran viaje hasta allá, recuerdo que pasamos incluso por una zona de canguros, es decir estábamos realmente en el despoblado, jaja. Después de un rato el chofer dice:

-Hey Mexico!, This is Narraweena.

-Ah, ok, thanx.

Y pues ahí me tienen checando la parada en la cual deberíamos bajarnos en la penumbra de la noche. Vi pasar un McDonalds y una bajadita y entonces me ubiqué.

-This is it, sir.

-Are you sure?

-Yes.

Sylvie: Estás seguro?

-Si, Silvia.

-Seguro, seguro? no te equivocas?

-Si, silvia.

-Are you sure Mexico?

-Yes sir thanx, Silvia agarra tus cosas.

Así que por fin nos bajamos, no antes de mostrarle a través de la ventana que está era la parad correcta. Sylvie se bajó pensando y dudando. Después con su cara de what le digo:

-Silvia, ven por favor, esta es la puerta. Sylvie todavía dudaba, muy a pesar de que estabamos enfrente de la casa que durante ya dos días nos quedabamos. Y así mis queridos amigos es la excelente ubicación de Sylvie. He de agregar que la parada estaba a dos metros de la casa donde viviamos.

Esperen la conclusón de la jornada y de más aventuras australianas.

4 comentarios:

* R e N a * dijo...

jaja no puedo creer q no te rindes con los Australian days :P y cómo te acuerdas de tanto detalle aunque haya pasado mucho tiempoooo!!!!!
espero la conclusión!

Vie[n]na dijo...

el mero apodo...
ese mii Mexico!!como andamos?!
XD

tentre que decir que pense que dejarias los australian days por la paz... pero que bueno que no...
y que padres lo del viacrucis dirigido por el mismisimo Mel Gibson...!! :O

saludos isra!!!
(:

PRINCESA WEB dijo...

holaaaaaaaaaaaaaa

mmmmm pues yo tambien tengo una pesima habicacion, con desirte que veces me pierdo en mexicali XD

saludos

Juanki! dijo...

yo detestaba que los chilenos me dijeran Mexico, y siempre les decia: me llamo Juan Carlos ahahaha!